ChileGameGeek - CGG

Primer sitio chileno dedicado a los Juegos de Mesa o boardgames.

31.10.06

Feria de Juegos Essen 2006

Me acaba de llegar un mail con uno de los reportes más entretenidos que he leído. Y todo gracias a un chileno en Alemania que se apiadó de este blog, Antonio
Gschwender:
Estimados amigos del ChileGameGeek, tengo el placer de contarles, desde el lugar mismo de los hechos (!), acerca de la edición 2006 de la feria de juegos de Essen, Alemania. No es casualidad que ésta, la feria de boardgames abierta a público más grande del mundo, se realice en Alemania, pues como ya habrán notado los alemanes son responsables de una buena parte de los más exitosos juegos de mesa (Catán y Carcassonne, sólo por mencionar los más populares). En efecto, la industria de estos juegos es enorme en Alemania, tal como la cantidad de personas que los practican. La feria se realiza una vez al año en el mes de octubre desde hace más de 20 años. En el 2005 (no encontré las estadísticas del 2006) hubo más de 700 expositores de 30 naciones y 144.000 visitantes, en una superficie de 43.000 metros cuadrados. Por motivos de estudio estoy hace algún tiempo viviendo muy cerca de Essen, así que pude ir junto a mi esposa (también entusiasta de los juegos de mesa) a la feria.
La idea central de esta feria es que los visitantes puedan PROBAR los juegos que se presentan. Para esto basta con acercarse a alguna de las editoriales que exponen, pedir alguno de los juegos e instalarse en una de las mesas a jugar.
Para no perder tiempo leyendo las instrucciones, la gente de las editoriales te explica en detalle el juego, para lo cual entender alemán es una ventaja, aunque no algo indispensable pues también te pueden explicar en inglés (hablar sólo castellano no es suficiente).

Ahora bien, si uno justo quiere probar el juego más prometedor de la feria, va a tener que armarse de paciencia para esperar a que se desocupe uno de los ejemplares. Si no encuentra una mesa desocupada, puede simplemente sentarse en el suelo a jugar; no será el único.


Por supuesto que los juegos no sólo se pueden probar, sino también comprar. Además de las editoriales que venden directamente sus juegos, se instalan muchos locales especializados en venta de boardgames y se hacen la América en los cuatro días que ésta dura. También hay stands donde se venden juegos usados. Sin embargo, los precios no son los más convenientes, especialmente en el caso de juegos usados. Mucho mejor es, si uno ya está en Alemania, rematarlos usados en Ebay (equivalente acá a MercadoLibre). Ah, y lo otro que se puede hacer en la feria es participar en campeonatos de los diversos juegos. En el caso de los más populares hay que inscribirse anticipadamente o incluso participar en campeonatos clasificatorios. Por ejemplo, el campeonato de Catán es mundial, es decir las clasificaciones se hacen previamente por país.
Después de pensarlo detenidamente, y considerando que ésta sería probablemente nuestra única oportunidad para asistir a la feria (pues en pocos meses más volvemos a Chile), decidimos pagar los 17 EUR que costaba en precio rebajado para estudiantes una "Dauerkarte" (entrada que permite ir los cuatro días a la feria) en vez ir sólo un día pagando 8 EUR. Y fue la decisión correcta... correcta, aunque agotadora.
Claro, porque no es tarea fácil probar en tan sólo cuatro días los cientos de juegos que estaban disponibles. De hecho, haciendo nuestro mejor esfuerzo sólo alcanzamos a probar unos 20. Entre los que más nos gustaron están Die Säulen der Erde(novedad 2006 de Kosmos), Thurn und Taxis (Spiel des Jahres 2006, novedad del año pasado de Hans im Glück) y Maharaja: Palace Building in India (Phalanx, 2004).
Además de las editoriales grandes, también se encuentra en la feria muchos editores pequeños, incluso autores que por primera vez presentan un juego en forma independiente. De éstos nos llamó la atención un juego de una pequeña editorial escocesa sobre ratones y el flautista de Hamelin (Hameln), otro de un autor inglés sobre mundiales de fútbol tipo simulación (The World Cup Game) y un juego italiano abstracto con un tablero formado por siete hexágonos, cada uno de los cuales se podían rotar (junto a las piezas que hubiese sobre él) hundiendo suavemente el hexágono (Esagek).
Después de los cuatro días de feria, la verdad es que no queríamos saber más de juegos de mesa. Claro que el "cansancio" nos duró sólo un día... y ya estábamos probando algún jueguillo que habíamos adquirido.
Una de las cosas más curiosas de la feria fue encontrarnos dos veces con la bandera de Chile. Primero en el stand de informaciones de la feria, entre otras muchas banderas, pero siendo la única de latinoamérica. Tras preguntar qué hacía nuestra bandera ahí nos informaron que en alguna parte de la feria debía haber un expositor chileno... (??) Lamentablemente no logramos ubicarlo. La segunda aparición fue más impresionante, pues era afuera de la feria, en el acceso principal. Y en esta ocasión había sólo tres o cuatro banderas. Posiblemente en este caso había alguna relación con la visita de la Presidenta Bachelet a Alemania, que coincidió por esos días. ¿Habrá pasado a la feria a comprar algunos juegos? No lo sabemos... al menos nosotros no la vimos.
Una anécdota divertida nos ocurrió en el stand de Kosmos, mientras esperábamos para probar Die Säulen der Erde. Tras un buen rato logramos "tomarnos" una mesa y, como nosotros éramos sólo dos y las mesas eran muy escasas, invitamos a compartir nuestra mesa a dos alemanes que se nos acercaron ... mal que mal los juegos suelen ser más entretenidos de a cuatro. Pero como todos los ejemplares del juego que queríamos probar estaban ocupados, decidimos matar la espera jugando un clásico Catán. Quedé con la impresión de que las demás personas que pasaba por nuestro lado buscando una mesa desocupada nos miraba con cierto enojo por estar utilizando una de las escasas mesas con el archiconocido clásico. Pero bueno, al poco rato se desocupó el juego que queríamos probar, así que decidimos acortar el Catán a los cinco puntos y finalmente ganó mi señora esposa. Lo gracioso es que los dos alemanes habían participado en el campeonato de Catán, y uno de ellos había terminado en el nada despreciable noveno lugar. O sea que estamos (vamos arando dijo la mosca, pues yo salí último) en nivel "mundial" en el Catán. ¡El entrenamiento semanal vía cámara web con mi familia en Chile ha dado sus frutos!
Saludos, Antonio

Nota del Editor: Excelente revisión de lo que fue la más grande de las ferias de juegos del mundo. Me muero de envidia... Te agradezco enormemente el reporte Antonio, y espero que todo vaya bien con tus estudios. Un abrazo del ChileGameGeek.

2 Comentarios:

Anonymous luckacs dijo...

OOOOOOOOOH!!!! Que ganas de estar allá. En realidad, más que ganas de estar allá, tengo ganas de que esas convenciones las hagamos acá también. ¿Cuándo llegará el día en que hagamos la primera convención de juegos de mesa en Chile? Ojalá sea pronto.

Compadre te felicito por tu artículo, te pasaste, que manera más entretenida de sacarnos pica. Buenísimo!

martes, octubre 31, 2006 7:31:00 p. m.  
Anonymous Cecilia Gschwender dijo...

Super bueno tu artículo y me sumo a la envidia generalizada, ¡que ganas de haber estado allá!, tendremos que seguir practicando Catan a ver si llegamos a nivel mundial

viernes, noviembre 03, 2006 10:07:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home